Investigadas tres personas por causar la muerte a dos perros al abandonarlos en el maletero de un coche

Los propietarios se fueron a comer a un restaurante dejando a los perros abandonados, viendo a su regreso que la Guardia Civil, agentes de seguridad privada, personal veterinario y varios ciudadanos estaban auxiliando a los animales

Los canes fallecieron a pesar de ser socorridos, incluso después de un boca a boca realizado por uno de los dueños investigados

Un tercer perro, de nombre Taida, logró sobrevivir y se encuentra en buen estado en un refugio de animales








La Guardia Civil ha investigado a tres ciudadanos como presuntos autores de delitos de maltrato animal por dejar abandonados durante horas a tres perros en el maletero de un turismo causándole la muerte a dos de ellos. El tercero pudo sobrevivir gracias al auxilio realizado por agentes de la Guardia Civil, agentes de seguridad privada, personal veterinario y varios ciudadanos, además del boca a boca realizado por uno de ellos.

Agentes de seguridad ciudadana y del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil recibieron el aviso sobre la localización de tres perros en el maletero de un vehículo estacionado al sol, con todas las ventanillas cerradas y los animales en muy mal estado en la localidad de Urdax, en Navarra.

Al llegar al lugar, varios ciudadanos estaban tratando de reanimar a los perros, refrescándolos con agua. Los agentes de la Guardia Civil se unieron a las labores de primeros auxilios a los animales y al mismo tiempo realizaron gestiones para su asistencia veterinaria y acogida.

La autoridad municipal contactó con responsables del refugio de animales Parque de Trikuhary, los cuales realizaron una primera asistencia a los perros a los que les administraron medicamentos bajo prescripción médica veterinaria para tratar de estabilizar a los animales.

Tras unas primeras horas sin una mejora significativa de los perros se decidió el traslado de los animales a una clínica veterinaria de Irún (Guipuzkoa) para ser tratados de forma urgente. Cuando llegaron, los animales aún se encontraban con vida, pero en estado muy crítico.

En la clínica veterinaria se les realizaron pruebas diagnósticas para comprobar el estado de los animales y darles el tratamiento adecuado. El primero de ellos era un perro pastor belga malinois, de nombre Thai y con nueve meses, que falleció al poco de llegar a la cínica por un edema pulmonar grave. El segundo, un perro pastor belga de un año llamado Narco murió por un fallo multiorgánico. El tercero, una perra de nombre Taiga y raza cane corso (mastín italiano) de tan solo cinco meses, recuperó la consciencia y evolucionó positivamente hasta recibir el alta a los ocho días de los hechos.

Esta última, Taiga, es la perra que ha sobrevivido y se encuentra en el refugio de animales abandonados Trikuhary de la localidad navarra de Urdax y que ha quedado en custodia del alcalde de esa localidad, conforme a la actual ley de animales de compañía, a la espera de destino que decida la autoridad judicial.

Investigados tres ciudadanos franceses, propietarios de los perros

Según la investigación de los agentes, los dueños dejaron a los tres perros durante varias horas, incluso comieron en un establecimiento cercano al lugar donde se encontraba estacionado el vehículo, haciendo caso omiso de los avisos que se daban por megafonía alertando de lo que estaba sucediendo.

Cuando llegaron al vehículo, vieron cómo varios ciudadanos y agentes de la Guardia Civil trataban de reanimar a los animales, los cuales se encontraban confinados en un habitáculo mal ventilado y con privación de acceso a agua, expuestos al sol de forma constante y el tiempo suficiente como para causarles un golpe de calor y posteriormente la muerte a dos de ellos.

Por estos hechos, se investigó el mismo día del suceso a los tres ciudadanos franceses de 61, 41 y 36 años como presuntos responsables de un ilícito penal relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos de maltrato animal por abandono.

Las penas para este tipo de delitos pueden llegar a ser de seis a dieciocho meses de prisión e inhabilitación especial de dos a cuatro años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y su tenencia.

Para más información pueden dirigirse a la oficina de prensa de la Guardia Civil en Navarra en el teléfono 636.220.642.

separador



Source of new