La Guardia Civil y la asociación Amar Dragoste presentan una campaña contra los matrimonios forzados

Con el hashtag #EstoNoEsUnJuego la campaña pretende concienciar sobre esta forma de violencia sobre la mujer, y explicar cómo hay que actuar en caso de detectar un caso








La Guardia Civil y la asociación Amar Dragoste han presentado esta mañana la campaña #EstoNoEsUnJuego de Niñas para la detección y erradicación de los matrimonios forzados.

El objetivo es sensibilizar sobre este grave delito, que constituye una forma más de violencia contra la mujer, trata de personas, maltrato infantil o vulneración de los derechos humanos. 
 
La campaña pretende detectar los posibles casos de matrimonio forzados que puedan celebrarse u organizarse desde nuestro país. En ocasiones las familias ofrecen a sus hijas para obtener a cambio una compensación económica –la dote- o algún bien de conveniencia a cambio. Las niñas acaban cediendo a contraer matrimonio en contra de su voluntad, víctimas en la mayoría de los casos de amenazas, chantajes, y daños físicos y psicológicos. 
 
En esta línea, la teniente coronel Dolores Gimeno, jefa del Departamento de Inteligencia Criminal y Coordinación de la Unidad Técnica de Policía Judicial de la Guardia Civil, ha remarcado que el matrimonio forzado no es solo un asunto cultural, también es “una forma de esclavitud y una vulneración de los derechos de las mujeres”. Gimeno ha alertado sobre esta realidad que “en España es una realidad que no está visibilizada”. “Lo que no se conoce no se busca, y no se puede ver” ha sentenciado Gimeno sobre esta cuestión. Por eso, para perseguir este tipo de delitos, “la colaboración ciudadana es fundamental” ha añadido Gimeno.
 
Por su parte, la presidenta de Amar Dragoste, Cristina Sánchez, ha llamado la atención sobre el elevado dato de matrimonios forzados que existen en la actualidad. Cada dos segundos una niña es obligada a casarse a nivel mundial, ha desvelado Sánchez, quien ha manifestado que “hasta cien millones de niñas podrían estar en riesgo de contraer matrimonio forzosamente”.  
 
Esta campaña también recuerda que desde el respeto a las diferencias culturales y/o religiosas, se deben prevenir, perseguir y sancionar las prácticas que supongan una vulneración de la libertad y los derechos de las mujeres y de la infancia. 
 
En este sentido, la campaña, que será difundida en los perfiles de redes sociales de la Guardia Civil y de Amar Dragoste, ofrece las claves de detección de posibles víctimas. Para ello, ambas instituciones publican un decálogo de preguntas que las niñas deberían hacerse para detectar si se encuentran ante un caso de matrimonio forzado.
 
Además, la campaña invita a formarse sobre esta materia como la mejor herramienta preventiva a través de la web www.prevenirlatrata.com donde se encuentra toda la información necesaria para detectar y luchar contra posibles casos. 
 

separador



Source of new